Podenco ibicenco un perro milenario

Podenco ibicenco

 Si nos ponemos a investigar sobre los orígenes de muchas razas, podremos llegar a datos que nos dejaran de boca abierta y este es el caso de la raza canina Podenco ibicenco, que a simple vista se lo puede ver como un perro de rasgos exóticos y con una gran similitud física al antiguo perro faraón. Este parecido se puede deber a que quizás estas razas tengan un parentesco, y ambas tengan orígenes milenarios.

La información que hay sobre esta raza es muy difusa, pero se sabe que provienen de Ibiza, y por allí pasaron, fenicios, romanos, caldeos, egipcios, árabes y cartagineses, por eso es que el origen no se conocen bien, porque muchos se han llevado ejemplares de esta raza a varias partes del mundo. Lo cierto es que esta raza cuenta con varios milenios arriba y es una de las más antiguas del planeta tierra.

Podenco ibicenco un perro milenario


Es de resaltar que la raza ha permanecido con su genética casi intacta desde sus orígenes, y que cualquiera de los ejemplares que se encuentre ahora no difiere mucho de los originales. Aunque su antigüedad cuenta con siglos, en continentes como América demoró en llegar la raza, y es a mediados del siglo XX que un Podenco ibicenco llega a estas tierras y logra tener una buena cantidad de admiradores, lo que le hace lograr una gran reputación.

Si hablamos de las características físicas del Podenco Ibicenco, podremos decir que es un perro de talla media –grande, que puede llegar a pesar unos 23 kilos y que puede medir unos 73 centímetros de altura. Es dueño de un cuerpo fibroso, musculoso y atlético, que responde a la simetría y a la firmeza. Presenta un pelaje corto, grueso y áspero, es un perro de aspecto elegante y deportivo.

En tanto al carácter del Podenco ibicenco, se puede decir que es una mascota ideal, ya que posee un ánimo calmo, estable, es cariñoso, bueno y muy compañero. También hay que saber que es un perro de caza y que si hay algún animal más pequeño que él que sea cazable, quizás lo hará por instinto. Otro detalle a tener en cuenta es que le gusta la independencia y tener sus espacios, tanto para la soledad como para ejercitarse, es por ello que es bueno tener a esta raza en una casa con un buen enjardinado para que este pueda darse sus rutinas de ejercicio cuando le plazca.

Artículo Anterior Artículo Siguiente