Teniendo a un Schnauzer gigante como mascota

Schnauzer gigante


 Cuando vamos a adquirir la mascota que sea, es muy importante tener mucha información sobre la misma, eso hará que podramos reaccionar correctamente ante cualquier problema de salud o de trastornos de carácter que presente. Si elegimos un perro de raza, es muy fácil acceder a esa información ya que antes de adquirirlo, averiguaremos por el veterinario que futuramente lo atienda o el de confianza, que características tiene el mismo para saber si estamos aptos para cuidar a un perro de esta raza.

Si queremos un perro de talla grande, inteligente y que aprenda rápidamente todas las reglas de educación que hacen de una buena convivencia entre mascota y amo, no hay nada mejor que un perro raza Schnauzer gigante, este tiene virtudes que haremos que lo amemos todos los miembros del hogar.

Además de ser un perro muy inteligente, es un animal que también posee virtudes a nivel físico ya que posee un gran caudal energético, y tiene un cuerpo que aguanta cualquier tipo de actividad física, en temperaturas bajas y con agua de por medio.

Más allá de sus maravillosas características debemos apuntar al entrenamiento de este perro de talla alta que es lo que hará de una armoniosa convivencia. Para ello debemos de tomar en cuenta varios factores, primeramente que mientras más cachorro sea el perro, más fácil será de ser llevada la crianza del mismo. Esta es una raza que además de ser muy inteligente y tener un gran caudal de agresividad, era una raza que se utilizaba para caza y que tiene un nivel de agresividad que si es bien criado, la desarrollara en un mínimo.

Teniendo a un Schnauzer gigante como mascota


Es recomendable comenzar a entrenar a este perro a partir de los 8 meses, y que la persona que realice esta tarea sea firme con el animal, ya que el Schnauzer gigante es muy bueno y amable, pero si no se lo logra dominar, puede llegar a ser un perro ingobernable. Es importante se constante y utilizar siempre una frase por orden para que entienda rápidamente las diferentes cosas que queremos que aprenda.

El entrenamiento del Schnauzer gigante no es difícil, pero consta de paciencia y firmeza si logramos mantener ambas, obtendremos una convivencia armoniosa con un animal más que maravilloso.

Artículo Anterior Artículo Siguiente