Desde Bélgica el Griffon de Bruselas

 

Griffon de Bruselas

Aunque no lo parezca, la raza canina Griffon de Bruselas cuenta con una larga historia para llegar a ser lo que actualmente conocemos como característico de su raza. Los orígenes de esta raza se dan a principios del 1700, que es cuando el Griffon d’Ecurie, que era un perro callejero que andaba por las calles de Bélgica se cruza con el famoso Affenpinscher, luego esta raza se propaga, ya que presenta características que lo hacen tierno, divertido y hábil con las personas. Por eso aquellos que ofrecían servicios de Carruajes deciden usar a estas mascotas para llamar la atención de los clientes.

A principios del siglo XIX se comienza a ver popularizada en Bélgica y en Holanda otra raza de talla pequeña, el Pug, entonces se decide cruzar al Griffón de Bruselas con este para lograr un pelo más suave, con lo cual esta raza cambia de nombre y se comienza a llamar Petit Brabancon. Y a finales de este siglo, se cruza a esta raza con el English Spaniel miniatura y el Yorkshire y se logra lo que hoy en día es considerado como Griffon de Bruselas.

Hoy en día el Griffon de Bruselas es tan popular en su tierra como alrededor del mundo, ya que es un perfecto perro de compañía y es dueño de una simpatía sin igual.

Desde Bélgica el Griffon de Bruselas


Las características físicas que lo diferencias al Griffon de Bruselas de otro, son su pequeño porte y su pelaje de un largo medio que suele ir entre los tonos café y caramelo, el cual puede ser muy suave. Es dueño de una mirada enternecedora que le dan sus grandes ojos color oscuro, posee un casco redondeado y simétrico, con hocico aplastado.

Si hablamos de la personalidad de Griffon, podemos decir que es un perro con bastante personalidad, muy seguro de sí mismo, que se atreve a todo y que es muy inteligente. Tiene una gran facilidad para aprender trucos nuevos, posee mucha destreza, pero también es muy cariñoso con las personas de la casa.

Si queremos tener a un Griffon de Bruselas como mascota, debemos de saber que es un perro que requiere de bastante atención, primeramente porque tiene mucha energía que gastar, y debemos de estar jugando con él como también sacarlo a pasear todos los días. Es necesario cepillar el pelaje a diario para quitar los pelos que se le caigan y es muy recomendable dejarlo habitar en el interior de la casa.

Artículo Anterior Artículo Siguiente