Cuidados y prevenciones para los gatos

Cuidados y prevenciones para los gatos


Habitualmente tenemos presente los consejos principales para cuidar a nuestros perros. En el caso de los gatos, el sentido común indica que saben cuidarse solos y no necesitan de nuestra colaboración reduciéndole los riegos y previniendo complicaciones. Esto no es rigurosamente cierto, ya que nuestra mano amiga también les viene de maravilla a los felinos que, por curiosear o por travesura, se meten en lugares riesgosos o toman contacto con sustancias que ponen en peligro su salud. La autosuficiencia del gato es cierta, pero mucho de ella tiene que ver con la indiferencia que los humanos les reportan, partiendo de aquel preconcepto antes mencionado.

A continuación repasaremos algunos aspectos elementales en el cuidado de los gatos:

-Los viajes son un problema para los felinos. Se ponen demasiado nerviosos y, en ocasiones, pueden llegar a volverse agresivos. Doparlos con drogas no es precisamente una salida inteligente. Si bien es una medida, dentro de todo, rápida y sencilla, la inoculación con sustancias químicas siempre debe ser evitada. Una opción en colocar a nuestro gatito en una caja de viaje, posteriormente a haber pasado un rato acariciándolo y transmitiéndole la confianza de que nada le sucederá.

-Los gatos por lo general andan dentro de la casa y recorren casi todos los rincones, entrando en contacto con cada uno de los artículos que tenemos. Es por eso que debemos tomar medidas preventivas con los cables de los electrodomésticos, ya que nuestros gatitos pueden ponerse a jugar inocentemente con ellos y así correr el riesgo de electrocutarse. También es bueno retirar utensilios cortantes y colocar los objetos de más valor en lugares que no se alcancen. Cuando nuestro animalito comete una torpeza, nunca lo hace a propósito, a pesar que su dueño, por lo general, se enoja con ellos como si lo hubiera perpetrado premeditadamente.

-Los productos de limpieza son también un enemigo acérrimo de la curiosidad felina. Quitarlos de su alcance es necesario para evitar intoxicaciones.
-Algunas plantas que tenemos como decorativas o creemos inofensivas, poseen compuestos que son nocivos para la salud de nuestros gatitos. Es fundamental asesorarse con un especialista y, en el caso de que sean peligrosas, retirarlas del alcance de los animalitos.
Tomar estas medidas nos puede ahorrar disgustos y permitir seguir disfrutando de nuestros gatitos en perfecta salud.

Artículo Anterior Artículo Siguiente